martes, 28 de julio de 2009

Fauna en Venezuela




En nuestra geografía existen más especies de aves -unas 1.300- que en todo el hemisferio septentrional y tan sólo los peces de los Llanos, que suman unas 800 especies, superan en número a todo lo conocido en América del Norte.


En el desarrollo y mantenimiento de la diversidad biológica de nuestro país, al igual que en todas las zonas tropicales del mundo, los bosque húmedos juegan un papel esencial. En Venezuela estos bosques húmedos albergan grandes mamíferos como venados, dantas, tigres, onzas, cunaguaros, perezas, osos hormigueros, así como una gran variedad de murciélagos, roedores, aves, reptiles y anfibios.


Vertebrados


La fauna de vertebrados en Venezuela es un subconjunto representativo de la fauna neotropical. Abarca unas 2.120 especies de vertebrados terrestres y 1.000 de peces de aguas continentales, y, como tal, es una de las más ricas en el mundo. Las cifras sobre el número de especies son tentativas porque continuamente se detectan nuevas especies o se comprueba que algunas formas descritas como distintas conforman una sola especie.


La riqueza de esta fauna se debe a la gran diversidad de climas, gradientes altitudinales, ecosistemas y hábitats que ofrece la geografía venezolana, así como a la ubicación del territorio nacional en el área de influencia de la fauna centroamericana, andina, antillana, guayanesa y amazónica.


Mamíferos


La mastofauna venezolana abarca 306 especies terrestres y 21 acuáticas, de las cuales 14 son endémicas del país. En total, hay 11 órdenes y 45 familias. La mayoría de las especies se distribuye ampliamente en el neotrópico y en el país, conformando la esencia de la fauna nacional.


Los marsupiales venezolanos (orden Marsupialia) de la familia Didelphidae, 22 en total, incluyen el rabipelado (Didelpbis marsupialis, D. albiventris), el perrito de agua (Cbironectes minimus) y un elenco de especies de menor porte, llamadas comadrejas, de distribución amplia, como Marmosa robinsoni y Monodelpbis brevicaudata, o restringida. El orden Xenarthra es el más peculiar de la fauna neotropical. Presenta en el país 5 especies de armadillos o cachicamos, familia Dasypodidae, 4 de osos hormigueros (Myrmecophagidae), las perezas de tres dedos (Bradypodidae) y de dos dedos (Choloepidae). Los más conocidos son el cachicamo montañero (Dasypus novemcinctus), por su vasta distribución y relativa abundancia, y el oso palmero (Myrmecopbaga tridacty/a), la cuspa (Prlodontes maximus) y las perezas, por su tamaño y su peculiar apariencia.


Los murciélagos (orden Chiroptera) conforman el taxón más diverso del país, abarcando casi la mitad de la mastofauna. Hay 7 familias insectívoras, 4 de ellas exclusivas del neotrópico (Mormoopidae, Natalidae, Furipteridae, Thyropteridae). La familia Noctilonidae incluye el peculiar murciélago pescador. Los murciélagos hematófagos o vampiros integran la familia Desmodontidae con 3 especies. Aproximadamente la mitad de los murciélagos del país pertenece a la familia Phyllostomidae (murciélagos con hoja nasal), en la cual predominan los frugívoros y polinizadores, aunque incluye también insectívoros y hasta carnívoros; por ejemplo, Vampyrllm spectrum, el murciélago más grande de América. Los frugívoros como Arlibells jamaicensis, Caroltia perspicillala y Sturnira lilum figuran entre los murciélagos más comunes del país. Hay 12 especies de monos (orden Primates, familia Cebidae). Los más conocidos son el araguato (Alouatta seniculus) y el mono capuchino (Cebus nigrivitatus) por su amplia distribución, mientras que la mayoría de los otros están restringidos al sur del Orinoco.


El orden Carnívora incluye el perro de monte y los zorros (familia Canidae, 2 especies), el oso frontino (Tremarctos ornatus), que es el único oso verdadero del neotrópico, y la familia Procyonidae, con el zorro cangrejero o mapache (procyon cancrivorus), los coatíes y el cuchicuchi. Abarca también el mapurite (Conepatus semistriastus) y mustélidos terrestres (familia Mustelidae) como el hurón, o zorro camasita (Galictis vittata), y el zorro guache (Eira barbara) , y acuáticos como la nutria (Lontra /ongicaudis) y el perro-de-agua de la cuenca del Orinoco (Pteronura brasiliensis) éste último es el mustélido más grande del mundo. '; Asimismo, hay 6 especies de gatos (familia Felidae): el jaguar o tigre americano (panthera anca), 3 félidos pintados de menor porte (Leopardus pardalis, I. tigrinus y I. wiedii) conocidos como cunaguaros o tigrillos, el puma (Puma concolor) y la onza (Herpailurus yagouaroundi). El zorro Cerdocyon thous es el carnívoro más común del país. Los ungulados nativos de Venezuela son muy pocos La danta (Tapirus terrestris), el mamífero terrestre más corpulento del neotrópico, es el único miembro del orden Perissodactyla, En el orden Artiodactyla se destacan la familia de los báquiros o peca ríes (Tayassuidae), con el báquiro careto (Tayassu pecari) y el cinchado (Pecari tajacu) , y la familia Cervidae, que incluye el venado caramerudo (Odocoileus virginianus) y los matacanes (Mazama sp.) de cornamenta simple de los ambientes selváticos.


El extenso orden Rodentia se divide tradicionalmente en 3 subórdenes: Sciuromorpha (ardillas, 5 especies en el país), Myomorpha (roedores pequeños con aspecto de ratón, con unas 40 especies en Venezuela y con predominio de la familia Cricetidae) y Caviomorpha, que presenta en el país 7 familias típicamente neotropicales con especies ampliamente distribuidas, tales como. el chigüire (Hydrochaeris hydrochaeris, familia Hydrochaeridae), la lapa (Agouti paca, familia Agoutidae), 5 especies de picures (Dasyproctidae), los puercoespines (Erithozontidae) y los ratones espinosos silvícolas de la familia Echimyidae, que incluye la casiragua (Proechimys spp.), común en casi todas las selvas de tierras bajas del País. Los conejos sabaneros (Sylvilagusfloridanus) y de monte (S. brasiliensis) del orden Lagomorpha (familia Leporidae) constituyen otro renglón de muy amplia distribución.


Los mamíferos netamente acuáticos del país son el manatí (orden Sirenia), los delfines, toninas y ballenas (orden Cetacea). El manatí (Trichechus manatus) habita aguas estuarinas y los grandes ríos de la cuenca del Orinoco. En esta última área su distribución se solapa con la tonina del Orinoco (Inia geoffrensis), el único cetáceo exclusivamente fluvial de Venezuela. Asimismo se han registrado unas 18 especies de delfines y ballenas en las áreas costeras del país.


Además de las especies de amplia distribución reseñadas, hay otras confinadas en ciertas áreas" geográficas del país y características de las mismas.


Aves


La avifauna de Venezuela consta de 1.300 especies con más de 2.000 subespecies, lo cual equivale a casi la mitad de todas las especies suramericanas y a casi un tercio de todas las neotropicales. De ellas, 46 son endémicas del país y 120 son migratorias (porque sólo permanecen en el país una parte del año). En Venezuela están representados 20 órdenes, 82 familias y 590 géneros de los 23 órdenes, 95 familias y 850 géneros del neotrópico. Se han señalado hasta ocho centros de endemismo en aves, y sólo la región de los Llanos y el delta del Orinoco son consideradas áreas sin endemismos. En cuanto a la distribución de las especies de aves en tipos de hábitat, unas 40 especies son exclusivamente marinas (incluyendo las estrictamente oceánicas) y 123 habitan en cuerpos de agua dulce o marino-costeros. La gran mayoría (1.137 especies) son terrestres, y de ellas, unas 350 habitan en los Llanos y el resto (unas 787) en los diversos tipos de bosques, especialmente en las áreas montañosas.


Los 20 órdenes de aves presentes en Venezuela se distribuyen en especies de forma muy variada. Así, encontramos 1 familia y 14 especies de ponchas o gallinas de monte (Finamiformes), 1 familia y 2 especies de zambullidores (Podicipediformes), 2 familias y 3 especies de petreles y golondrinas de mar (Procellariformes), 6 familias y 8 especies de Pelecaniformes (cotúas, bobas, pelícanos y otras aves pescadoras), 5 familias y 34 especies de Ciconiiformes (aves zancudas en general), 2 familias y 20 especies de Anseriformes (arucos y patos), 4 familias y 65 especies de Falconiformes (aves rapaces y carroñeras), 2 familias y 18 especies de Galliformes (perdices, pavas, guacharacas y paujíes), 5 familias y 24 especies de Gruiformes (cotaras, trompeteros, gallinetas y pollas de agua), 9 familias y 55 especies de Charadriiformes (gaviotas y aves limícolas), 1 familia y 19 especies de palomas (Columbiformes), 2 familias y 49 especies de loros y la chenchena (Psittaciformes), 1 familia y 17 especies de garrapateros y afines (Cuculiformes), 2 familias y 20 especies de lechuzas Strigiformes), 3 familias y 22 especies de Caprimulgiformes (aguaitacaminos, nictibios y el guácharo), 2 familias y 113 especies de vencejos y tucusitos (Apodiformes), 1 familia y 10 especies de sorocuaces (Trogoniformes), 2 familias y 6 especies de Coraciiformes (martinpescadores y el pájaro león), 5 familias y 72 especies de Piciformes (barranqueros, juanbobos, tucanes y carpinteros) y 25 familias y más de 800 especies de Passeriformes. Este último orden comprende más de la mitad de las especies del país, e incluye a trepadores, hormigueros, cotingas, cristofués, golondrinas, querre-querres, cucaracheros, paraulatas, tordos, turpiales, reinitas, azulejos, canarios y muchos otros menos comunes.


Debido a que en Venezuela predominan las tierras bajas con elevaciones montañosas aisladas, no hay barreras geográficas de mucha importancia para la dispersión de las aves. Así, hay un grupo grande de especies que se pueden encontrar en casi todo el país. En los ambientes acuáticos, por ejemplo, son comunes las cotúas (Phalacrocorax olivaceus y Anhinga anhinga), la garza real (EgretIa alba), el chicuaco (Butorides striatus), el gallito-de-laguna (jacana jacana), el gallito azul Porphyrula martinica), los alcaravanes (Vanellus chilensis y Burhinus bistriatus) y los patos del género Dendrocygna. Entre las especies terrestres' están el zamuro común (Cathartes aura), el oripopo (Coragyps atratus), el gavilán habado (Buteo magnirostris) , el gavilán maromero (Elanus leucurus), la garza reznera (Bubulcus ibis), la paloma sabanera (Zenaida auriculata), la tortolita (Columbina talpacoti), el perico cara-sucia (Aratinga pertinax), el loro real (Amazona ochrocepbala), el tordo mirlo (Quiscalus lugubris), el turpial (Icterus icterus), los garrapateros (Crotophaga sp), la pavita hormiguera (Thamnophilus doliatus), la tangara monjita (Tangara cayana), el azulejo común (Thraupis episcopus), la reinita (Coerebaflaveola),. el cristofué (Pitangus Sulphuratus), el cucarachero (Troglodytes aedon), los semilleros Sporophila y los canarios Sicalis.


Reptiles


En Venezuela se encuentran 254 especies de reptiles distribuidas en 3 órdenes, 22 familias y 105 géneros. Las tortugas (orden Testudines) de Venezuela comprenden 7 familias con un total de 21 especies, de las cuales 14 son dulceacuícolas, 5 marinas y 2 terrestres. Las más difundidas en el país son el morrocoy sabanero (Geochelone carbonaria) y el pecho quebrado (Kinosternon scorpioides). El orden pantropical Crocodylia abarca el caimán de la costa (Crocodylus acutus) y del Orinoco (C. intermedius), de la familia Crocodylidae, y tres especies de babas o babillas (familia Alligatoridae), de las cuales la más común es la baba (Caimán crocodylus). El resto de nuestros reptiles forma parte del orden Squamata, dividido en tres subórdenes: Amphisbaenia (morronas o -culebras de dos cabezas-), con 5 especies en el país; La- certilia (lagartos), con unas 90 especies, y Serpentes u ofidios, con 8 familias y 133 especies. Entre los ofidios (serpientes o culebras) de amplia distribución en Venezuela se encuentran la tragavenado (Boa constrictor), la boa tornasol (Epicrates cenchria) , la culebra-de-agua o anaconda (Eunecles murínus), la culebra-machete o lora (Cbironius carinatus), la tuqui o ratonera (Clelia clelia) , la rabo-amarillo (Drymarchon corais) , la bejuquilla (lmantocles cencboa), la reinita (Leimadophis melanotus), la falsa mapanare (Leptodeira annulata), la verdegallo (Leptophis abaetulla), la sabanera (Masticodryas bifossatus, M. boddaerti y M. pleet), la bejuca (Oxybelis aeneus), la excavadora (Phimopbis guianensis), la falsa coral (Pseudoboa neuwiedit) , la caracolera (Sibon nebulata), la tigra cazadora (Spilotes pullatus), la sapa (Xenodon severos), la coral (Micrurus isozonicus), las mapanares (Botbrops atrox, en el sur y el oriente, y.B. colombiensis y B. lansbergii, al norte y al occidente), la cascabel (Crotalus durssus) y la cuaima- piña (Lacbesis muta) en el sur y el oriente. Entre los lagartos ampliamente distribuidos se distinguen sobre todos la lisa (Mabuya bistríata, familia Scincidae), los largarrabos Tbecadactylus rapicauda y Hemidactylus palaicbtbus (familia Gekkonidae) y numerosos lagartos de la familia Iguanidae (el llamado camaleón Polycbrus marmoratus, el tuqueque sabanero Tropidurus torquatus, el cangasapo Plica plica, lagartijas arborícolas del género Anolis y la iguana (Iguana iguana). Asimismo son abundantes los lagartos conocidos como guaricongos (Cnemidopborus lemniscatus), matos (Ameiva ameiva) y mato real (Tupinambis teguixin). Este último, por cierto, es el segundo en tamaño entre los lagartos del país y pertenece a la familia Teiidae, la más diversificada de la región neotropical.


Anfibios


En Venezuela se encuentran representantes de tres órdenes de anfibios: Anura (ranas y sapos), Caudata (salamandras) y Gymnophiona (.culebras de dos cabezas.). Por otra parte, han reportado en total 214 especies de anfibios distribuidos en 16 familias y 42 géneros, pero los anuros son los más comunes y diversos, con 9 familias, 35 géneros y 202 especies. El orden Anura o Salientia es muy diverso y ha ocupado virtualmente todos los ambientes acuáticos y de tierra firme del país. Sin embargo, este grupo es menos conocido que el de las aves o los mamíferos, tanto en su taxonimia como en su distribución geográfica. Hasta el presente, se ha propuesto que casi la mitad de las ranas y sapos presentes en Venezuela (unas 100 especies) son endémicas del país, lo cual confiere a este grupo el mayor índice de endemismos entre los vertebrados. Los géneros con mayor número de especies endémicas son Centrolenella (14 spp), Colostbetus (22 spp), Hyla (15 spp) y Eleutberodactylus (26 spp). Por otra parte, se encuentran géneros como Leptodactylus, con 24 especies descritas y de amplia distribución en el país, pero sin endemismos.


Peces


Entre los peces tenemos una gran diversidad faunística que podría llegar a las 3.000 especies marinas, estuarinas y de agua dulce. Las especies marinas y estuarinas son típicas de la región del mar Caribe, destacándose entre ellas tiburones como las tintoreras y cornúas, y los cazones y tiburones-ballena incluidos en el orden Squaliformes. Otros peces cartilaginosos son las rayas, mantas y chuchos clasificados en el orden Rajiformes. También entre los peces marinos destacan por su importancia económica las sardinas y arenques {orden Clupeiformes), y los pargos, meros, atunes y peces-vela (orden Perciformes). A pesar de la gran diversidad dé nuestra fauna marina, no es común encontrar especies endémicas de Venezuela.


Los peces continentales (peces de agua dulce) representan aproximadamente una tercera parte de las especies conocidas para la región neotropical (aproximadamente 1.000 especies). Entre ellas destacan los pertenecientes al superorden Ostariophysi, el cual incluye a los .peces eléctricos. (suborden Gymnotoidei), los .bagres. (suborden Siluroidei) y los carácidos, caribes, sardinitas y neones, y otros del orden Characiformes. Entre ellos existe una gran cantidad de especies endémicas de Venezuela. Entre los bagres destacan algunos de importancia comercial como los gigantes valentones o laulau (Bracbyplatystoma spp.), los rayaos (pseudoplatystoma spp.) y el cajaro (Pbractocepbalus bemiliopterus). Entre los peces eléctricos destacan los tembladores (Electropborus electricus) , que han sido reportados desde las Crónicas de Indias. Estos peces tienen la peculiaridad de emitir ondas eléctricas hasta de 500 voltios. Entre los miembros del orden Characiformes se encuentran los famosos caribes, de hábitos depredadores, aunque recientemente se ha descubierto que existen especies frugívoras. Además de los caribes, este grupo incluye las famosas cachamas, morocotos, palometas, coporos y guavinas, todos ellos de importancia económica. Por otro lado, dentro de los Characiformes se encuentra una gran cantidad de peces minúsculos, de tonalidades y colores metálicos, incluidos bajo el nombre común de neones o tetras, de gran importancia en la acuariofilia. No podemos terminar con los peces dulceacuícolas sin mencionar a los pavones (orden Perciformes), especies deportivas por excelencia y ampliamente conocidas en el mundo. Venezuela posee al menos tres especies endémicas, entre ellas el famoso pavón-estrella (Cicbla orinocensis) y el pavón.;mariposa o de banda (Cicbla intermedia).


http://www.gobiernoenlinea.ve/venezuela/perfil_fauna.html

1 comentario: